Cómo sacarle provecho al email de invitación a la encuesta

Los correos electrónicos de invitación a la encuesta son de gran ayuda para obtener un alto índice de respuesta. El email es el medio perfecto para compartir la encuesta, cuyo diseño responsive se adapta a cualquier dispositivo y permite a los encuestados acceder tanto a la invitación como al cuestionario, también desde el móvil. Sin embargo, existen algunos factores que pueden afectar su efectividad.

¿Por qué los emails de invitación pueden ser ineficaces?

Esto puede ser por alguno de estos errores en el correo de invitación:

  • La línea correspondiente al asunto del email es demasiado largo o poco informativa.
  • El cuerpo del mensaje de invitación es demasiado larga e intimidante.
  • El contenido está redactado incorrectamente (faltas ortográficas)
  • La solicitud no es lo suficientemente clara.
  • La redacción contiene un mensaje lleno de tecnicismos.

Estos errores pueden afectar la efectividad de la investigación, por ello te daremos algunos tips para que saques provecho a la invitación de tu encuesta y obtengas un gran ratio de respuesta.

  • Crea una línea de asunto atractiva: el asunto de cualquier email es un llamado de acción, como investigador debes redactarlo de forma llamativa y clara, para que haga efecto en el encuestado, es decir, debes captar la atención del encuestado para que abra el correo de invitación, por ello te aconsejamos personalizarlo, incluye el nombre del destinatario, su ubicación geográfica o algún mensaje relevante a la investigación. La longitud de la línea del asunto también es esencial para el éxito de tu encuesta, por ello utiliza tan sólo 50 caracteres con espacio de esta manera tus encuestados podrán leer la línea del asunto completa desde cualquier dispositivo.
  • Deja ver la naturaleza del proyecto: no hace falta dar demasiados detalles y hacer del email de invitación algo demasiado largo, pero es una buena estrategia redactar un breve mensaje explicativo del propósito de la encuesta y el uso de datos ha recoger para los encuestados. Recuerda que es posible que algunos de tus destinatarios no se sientan cómodos compartiendo información o sus opiniones sin saber de qué trata el proyecto, si les explicas el motivo y objetivo de tu investigación en la invitación vas a generar mayor confianza en ellos y no tendrán temor o incomodidad al responder.
  • Menciona la longitud de la encuesta y el tiempo de respuesta: mencionarlo podría ayudarte a despertar el interés de los encuestados, además podrás reducir el sesgo de respuesta, ya que existen personas que suelen dar respuestas parciales y fatigarse si la encuesta es demasiado larga. También es posible que alguno de tus destinatarios no cuente con el tiempo necesario para realizar la encuesta, por ello es mejor que sepan con antelación cuánto tiempo necesitarán para completarla.
  • Describe los incentivos si piensas darlos: explica de manera rápida y clara los incentivos que piensas dar a tus encuestados en el correo de invitación de la encuesta. Consulta al respecto con el asesor legal de tu confianza, de manera que el mensaje incluya cualquier lenguaje o clausula legal apropiada con relación al incentivo que vayas a dar.
  • Crea un sentido de urgencia: al no indicar una fecha límite de respuesta tus encuestados pueden creer que tienen tiempo de dar respuesta más adelante e incluso pueden terminar olvidando la encuesta al posponerla, por ello debes generar un sentido de urgencia en ellos, pero sin caer en presiones, usa un mensaje adecuado para indicarles la fecha límite de respuesta.

Al seguir estos tips estarás en el camino correcto para enviar los correos electrónicos de invitación de tu encuesta de manera eficaz y exitosa. ¿Qué esperas para crear y compartir tu encuesta con ayuda de encuesta.com?